3.3. Crear un producto básico